domingo, 9 de diciembre de 2012

Los vástagos.

La nostalgia y la melancolía, son los vástagos:
decrépitos vástagos de tu flébil recuerdo.
Te disparo versos feroces, como relámpagos,
como palabras violentas que brotan de tu aliento.


 

domingo, 2 de diciembre de 2012

Ven, corazón cobarde.

Me gustaría hacerte mejores versos,
ya lo ves,
no soy un creador de poesía perfecta.

Antes,
me complicaba la vida,
en verso metrificado,
siempre escribía.

He aprendido a hacer cosas más simples,
a no ser tan severo conmigo mismo,
también,
he aprendido a quererte.

Ven, corazón cobarde,
que tengo mucho que ofrecerte,

Ven, corazón cobarde,
que tengo un misterio por revelar.

Ven, corazón cobarde,
que hace frío cuando
te extraño y quiero estar a tu lado.