miércoles, 28 de noviembre de 2012

Piensa en mi.

Piensa en mí cuando beses, cuando llores también piensa en mí. Cuando quieras quitarme la vida, no la quiero para nada, para nada me sirve sin ti. - Agustín Lara

En la posmodernidad, un tweet puede ligar un amor «extraño» con una de las canciones más hermosas del inconsciente colectivo. No sé si ese piensa en mi era para mi, pero lo asumo, porque yo todo el tiempo pienso en ti: tu-sabes-quien-eres.

Ángeles Mastretta también utilizó una canción del «flaco de oro» para titular una de sus novelas: «Arráncame la vida», Ángeles Mastretta y yo no tenemos nada en común, de hecho, nunca he leído nada de ella, y sé que no son buenos los prejuicios, pero su lectores hacen que no se me «antoje» leerlo. 



 Me gustaría ser breve, decirte que el verbo piensa sumado con la palabra «mi», puede ser producto de múltiples polisemias. Piensa en mi (es decir, en tu humilde servidor), para guitarristas, piensa en mi, podría ser una metonimia de pensar de forma «estándar» (La guitarra generalmente se afina en Mi), piensa en Josemi: ese como me gustaría. Decirte que pienses en mi no sería equivalente a decirte que pienses en do, o que pienses en fa: pero te pido que pienses en Josemifasolasi, porque él cumple su cometido.

Me gustan las sincronías; esas canciones, esas frases, esos autores, esos olores, esos sabores, esas palabras que llegan en el momento preciso. Dirás: ¿por qué lo relacionó con la guitarra? Ella fue la que ocasionó todo lo sucedido. Te he platicado de mi tío el ciego, el que es guitarrista: me acerqué a él para que me enseñara una técnica de interpretación de boleros: ¿adivina cuál tocó para ejemplificarme? Piensa en mi. Lo tomé como un mensaje, y si pensaba en ti, ahora lo hago más. Porque te extraño, porque estoy alerta, porque tengo que retratar esos pequeños momento que a veces parecen mentira: ¿recuerdas que un día de eso te hablé camino a tu casa?

Ahora esa canción, es tú canción y puedes estar segura que seguiré pensando en ti; a todo momento, en cada gesto, en cada linea que escriba allí estarás... Siento que ésta entrada está muy incompleta, pero no tengo nada que agregar: seguiré pensando en ti.

Nadie mejor para cantar esa canción que la Vargas:



No hay comentarios:

Publicar un comentario