domingo, 9 de septiembre de 2012

Sueños lúcidos


Para los ojos  inspiradores que más me ha dolido perder...
Sueños lúcidos

Te encuentro entre telarañas oníricas, desafiando sus tejidos con mis dedos cansados de no sentirte. Sueños en los que tus ojos fulminan mi olvido con su mirada de ayer. Tus manos que conservan esa tersa textura de tela fina, y ese agite, como estuviesen a la expectativa de algo, de alguien. Repaso el cuerpo que hacía años que no conocía: los pequeños pechos de piel manzana, sus perfectos pezones violáceos, su cuello de frágil calada, la boca violenta que endurece cómplices. Se rompe la red, ya no te veo. De nuevo la triste realidad, como cantara Serrat: “Entre la almohada y mi soledad”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario