miércoles, 13 de abril de 2011

El pueblo sale a las calles.

Es curioso observar y participar al/con el pueblo (sic) cuando sale a las calles a gritar su inconformidades aunque muchas de ellas sean mal fundamentadas, grilleras y sobre todo tergiversadas. El objetivo de la marcha de hoy fue protestar contra la Reforma Laboral del PRI-PAN que será llevada al pleno pasando semana santa, la mayoría sabemos y tenemos confianza en que no pasará, sería absolutamente absurdo que sea aprobada, sería el suicidio pre-electorero del PRI y el resurgimiento del Frente Amplio Progresista. Por eso los panistas, bueno Madero dijo hoy por la mañana que el PRI frenta la Reforma Laboral para salvaguadar la victoria de Peña Nieto en las elecciones de 2012. ¡Ni PRI, Ni PAN; gobierno popular! fue la demanda, todos ya sabemos en que consiste la propuesta de la reforma y todo ciudadano consciente está en contra de ella, la imitación barata de Sarkozy llegó a México y sabemos que no será aprobada.

Los primero pininos de muchos "libertarios" se da en estas "reuniones", me reencontré con entrañables camaradas que ya tenía medio olvidados, todos en la misma postura que yo; protestando pero no mezclandonos con el borreguísmo. "El pueblo al abismo, puto capitalismo", consigna que gritamos pero que fracasó al darnos cuenta que aún estamos lejos de protestas libertarias, los movimientos se arman de poco en poco. Somos muchos, muchos están hasta la madre, momento perfecto para comenzar a informar; sólo así triunfarán las ideas. Es decepcionante ver a personas que sabes que no tienen ni la mínima idea de que es el proletariado, ya saben: hipsters, acarreados, alumnos que van por calificación, ex-novias -ex-rojas- ex - cronopias ahora fachas-famas y sus ecuaces (ok no), pero en fin, hacen más, hacen más bulla y ahora necesitamos eso...

No se busca una revolución (maldita palabra tan complicada), tampoco queremos unificar al pueblo, sólo queremos informar que todos tenemos algo en común, tenemos el mismo enemigo, el capitalismo que muchos de ellos aún desconocen.

La poesía aún no sale a la calle, tampoco la verdadera propuesta pero el pueblo consciente se levanta y se puede dar a conocer... No es asunto de posturas políticas, es asunto de coherencia con la sociedad en general, solidaridad proletaria aunque la mayoría desconoce el movimiento obrero.

1 comentario:

  1. Muchacho:
    Escuché que el Terror es uno y me pareció una estupidez. El terror somos todos nosotros, uno por uno. Y si no buscamos una revolución, en su acepción no tradicional, pero sí concreta, no tendría sentido hacer nada. Tal vez no nos damos cuenta de que todo es revolución y no estoy poniendo aquí un pedo positivista. A lo que me refiero, o pretendo, es a que no parece importarnos que la palabra instaura en un tiempo. Si decimos que ya es revolución, lo es. Y dejémonos de UNA revolución o una revolución unicéfala. Eso no ha sucedido nunca ni sucederá jamás. Tal vez estoy demasiado disperso, tal vez demasiado desencanto, pero igual no cambiaría por nada la euforia de salir a gritar. Las marchas deberíamos entenderlas como una facción, una oportunidad para liberar la libido (perdón por usar el terminajo este, pero me parece adecuado, pero no más. O yo qué voy a saber... Y sobre la poesía, la verdat a poesía parece ser más un temblor interno que un estallido. La realidad es poesía y no va a salir a ningún lado, pienso yo. Por otro lado, tu post me agradó.

    ResponderEliminar