jueves, 28 de abril de 2011

Dolés callada (tango josémico)

Menuda como el tiempo

de tu huida, me duelen tus

palabras como el zurco

que abre la tierra.


Dolés callada

en mi corazón callado,

los impulsos de fuerza,

mis pasiones, mis celos.


Lo envidio, duele tu

conversación presente,

duele mi lección pasada

y todo se hace un tango.


Un tango como los de

Goyeneche, no como los

del criollo Gardel,

un dolor de bandoneón.


Tenés el cinismo,

tenés mi gloria,

mina de arrabal,

jugadora de rayuelas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario