sábado, 29 de enero de 2011

Con mote de revolución.


Tu mote me suena a viejas glorias, a lucha, a sangre y a resistencia. Detrás de esa facha de facha puede que esté mi Ana Clara, tus hexasílabos, tus ojos de miel y esa mirada perdida que vuela y destella por todo mi pequeño y siempre limitado panorama. Palpito rápido, puede que haya sido amor a primera vista y trato de no mal interpretar tus movimientos, tus acciones y sobre todo tus misterior. Tu mote antifranquísta me hace suena sicigia, a república, al Himno de Riego.

Pienso en tus blancas manos, en los pájaros de tu cabeza, en tus latidos y sobre todo en tu inspiración. Sólo soy un pésimo intento de escritor que está enamorado de tu mote, de tus ojos, de tu lucidez y sobre todo de tu costado.

Enemigo de clase con nombre de revolución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario