sábado, 18 de septiembre de 2010

En el manto de la noche. (Notas lánguidas de hace unos meses)


Allí estaba la sombra de la noche esperando en el umbral de la puerta, cuando del quinto piso un pájaro de fuego cayó estrepitosamente... Un sonido ensordecedor llenó el ambiente y tu maquiavélica risa retumbó como oleaje con vientos del norte.

Sostén tu posición y tus palabras nucleares ahora, que tengo el escudo fluorescente y el cadáver en mis pupilas rosas... ¿por qué aun tiemblo ante tu presencia pixelada? (deberías lavarte la memoria más seguido y guardar tus melodías en tus zapatos), pero sabes que no puedes porque al salir corriendo y al doblar la esquina esas corcheas te sacarán ampollas en los pies. Y cargarás la penitencia eterna del zumbido maldito que intriga y destruye todo recuerdo tuyo en mi memoria. Esperas... miradas, caricias heladas, caricias de pierda, palabras, poetas muertos entre comillas, sabor a menta en los labios y besos de cenizas (tal vez otra lengua junta a la mía te mate) y ¿cuántas cometas de sal me quedan? tú ya no vuelas sobre mis sabanas de verano, ni quitas los pétalos de mis rosas..

Pero te miro y tiemblo, me derrites de la base... Como si fueras una luz destrozadora que cubre mi espacio y mi tiempo con tanta luminiscencia que quema la razón de toda idea, de todo juicio y de todo sueño que tenga con respecto a ti. Si no te hubieras ido aquella noche, tus ojos seguirían velando mi sendero, y tu fuerza de cedro amortiguaría toda caída. Goteas de mis pupilas, tu vapor se derrite en mis versos y tu esencia en mi almohada... Llévame en tus bolsillos esta noche... deseo estar contigo en tus palabras y deslizarme lentamente en tu ventana mientras rompes la celulosa de mi fotografía...
Quiero ser esa nebulosa que vele tu universo, ese pequeño picaporte que decida si se abre o se cierra la puerta, tus insignificancias.. tu estúpido gesto al sonreír, tu manera tan burda de caminar y ese aire de grandeza que solo tu sabes explicar. Pequeña con complejo de garza... tan viva y vanidosa como un pavorreal. Descorre tu mirada, descorre tu piel y lléname de tinta. Para que recupere la que estoy gastando en estos versos.

Convierteme en algo tuyo,me separo para mirarte sin estas pupilas rosas.... espero que me empujes en tu delicioso abismo, mirarte desde abajo la sonrisa clandestina de tus manos en mi rostro que cae en los delirios de este veneno de primavera... mientras tanto sigues hieriendo con tu amor de intento de cirujano.

Gracias Rosi! (Parte Roja - Mía, Parte Amarilla Rosi)

4 comentarios:

  1. jaja tan lánguido como me gusta, sabes últimamente me la he pasado solo, ermitaño, mente libre, persona solitaria vagando por los confines de Querétaro y mas lánguido que nunca... me agrada tu entrada y te recomiendo que deberías empezar una novela, algún escrito... si no es para hallar fama, haz una para tu buen y solitario amigo piña :)

    ResponderEliminar
  2. josemiiii!!! :D
    (me robaste mi idea ¬¬)
    jaja amo nuestros cadaveres son lo mejor
    y amo poder compartir esos momentos contigo eres lo mejooor!
    gracias a ti tambieen!!

    ResponderEliminar
  3. Está bonita la prosa... Pero no deberías escribir, hace mal. La lite es una puta.

    ResponderEliminar
  4. Definitivo, es una puta. Una puta que le gusta a la gente jajaja

    ResponderEliminar