domingo, 7 de marzo de 2010

Snobismo Ecléctico (Hipocresía Delicatessen)


En un mundo en el que hemos sido consumidos por el consumismo (valga la redundancia), la mentira, el miedo y la ignorancia, todos queremos salir de el montón, volviéndonos "intelectuales", superiores a los comunes.

Para empezar a que definir que significa el ser "intelectual" y el ser "común". (Para evitar ser mal interpretado, como sucedió en la primera entrada.)

Intelectual puede tener varias definiciones, Jean Paul Sartre mencionaba que este termino varía según el contexto económico-cultural de cada lugar, provocando así que su definición sea distinta según las circunstancias del entorno en las que se encuentre el individuo, Sartre clasifica dos tipos de intelectual; el intelectual "europeo" y el de "Tercer Mundo", este último tiene como prioridad servir al desarrollo de su país (el caso de la mayoría de los "intelectuales mexicanos"), provacando que los "letrados" se encuentren a disposición de su gobierno y el sistema gobernante, siendo docentes, quizás escritores complementarios, teniendo una función más formativa que activa, empezando desde las aulas, y forjando los demás que culminarán la obra algún día. En contraste el intelectual "europeo" no es reclutado en universidades, ni son catedráticos, ni maestros, son un grupo de "Técnicos del Saber Práctico", entendiéndose esto último como científicos con investigaciones reales, ingenieros, médicos, escritores de tiempo completo, pero con la diferencia en que el intelectual aparece cuando realmente ejerce su oficio, lo que crea una contradicción, entre las leyes del trabajo y la estructura social "primer mundista", que reside en que un científico nuclear no es intelectual, si lleva acabo sus investigaciones, entonces es un científico, ser convierte en intelectual cuando se da cuenta el impacto de su trabajo.

Se supone que el intelectual medita, reflexiona, discurre, se inspira, goza, busca, analiza, discierne, desmenuza, contrapone conceptos, organiza las ideas, proyecta, imagina, especula, atribuye causas a los efectos y efectos a las causas, interconecta fenómenos... en fin, hace uso de las limitadas pero a su vez vastas capacidades de la mente humana.


Cada quién, es cada cual y baja las escaleras como quiere; diría Joan Manuel Serrat.

Gente Común: Es termino es muy ambiguo y también tiene múltiples interpretaciones, gente común se podría entender como los que no hacen nada para ver más allá de sus narices, no cuestionando, ni criticando, aceptando las cosas tales como son.

Ya aclarado esto último puedo ir al punto de esta entrada, todos fuimos o somos comunes, los que se denominan no comunes, en su mayoría no lo son (esto no se considera snobismo), ya es un gran paso no ver más allá de lo que vemos, pero esto no te hace un intelectual, se puede denotar como un conocedor de lo humano; haber leído bastantes puntos de vista, criticar a los tontos gritones y alabar a los sabios callados, criticar blogs y hablarte en metáforas...

Esto es snobismo, por eso a que matar al intelectual, el no creer en la palabra de los demás y hacer pretencioso el "ser humilde", hipocresia con la crítica, porque podemos criticar a terceros e ignorar nuestra propia cola (me incluyo), el saber no es ser un conocedor de filosofía, de literatura, de ciencia, de política o de arte, el saber es tener bien claro lo que se quiere de todo lo que se hace en la labor.



El intelectual no sabe, actúa.

Saquen conluciones, se admiten metáforas.

2 comentarios:

  1. Tu blog es fascinante...

    Sería una lástima que lo abandonaras.

    FG

    ResponderEliminar
  2. anonimo 1 y yo estamos muy de acuerdo

    ResponderEliminar